11
10
2018

Manmad: Un recorrido por la “revolución silenciosa” de Vicente Ferrer

El undécimo día de maratón para erradicar la pobreza se ha desarrollado en un lugar muy significativo para la India y para la Fundación Vicente Ferrer: La ciudad de Manmad.

En 1952,  un Vicente Ferrer de  32 años halló a su llegada un distrito de escasas lluvias,tierras vacías , elevadas tasas de analfabetismo y hambre. Siguiendo su filosofía de acción, se puso manos a la obra: organizó cooperativas para excavar pozos, plantó árboles frutales y levantó escuelas y hospitales. Pero sobre todo se ganó la confianza y el cariño de un sector olvidado por el gobierno del país.

Sin embargo, tras el artículo publicado en 1968 por «Illustrated Weekly», la revolución silenciosa“, de Vicente generó suspicacias en los dirigentes políticos que acabaron percibiendo en su labor una amenaza a sus intereses y ordenaron su expulsión de la India.

Campesinos, intelectuales políticos y líderes religiosos iniciaron un movimiento a favor del misionero que culminó con una marcha de 35.000 campesinos recorriendo los 250 kilómetros que separan Manmad de Bombay para evitar su salida del país.

Juan Manuel y su equipo han afrontado la jornada con emoción y expectación. Han iniciado el recorrido llevando chalecos de hidratación, luz roja y zapatillas de trail para hacer frente a la escasa iluminación artificial y a la falta de cobertura móvil. Los últimos 10 kilómetros han requerido un esfuerzo extra pero con motivación y fuerza de voluntad Viera es capaz de ignorar el cansancio en las piernas.

Tras la recuperación, han querido conocer de primera mano los inicios de Vicente Ferrer “el Santo de Manmad”. Los primeros centros agrícolas, su casa… Su memoria sigue viva en la ciudad.

Una vez más, su figura ha impresionado a Juan Manuel que “invita a conocer a todo el que pueda la historia y labor de este hombre increíble”.

Comment
0

Leave a reply

FACEBOOK
>
Vivencias

"Hemos podido expresar nuestra pasión por el deporte con el poder de la acción solidaria".

Tere Linares. Tenerife

"Inolvidable. Una experiencia para vivir, resulta imposible describirla con palabras".

José Antonio López Cazorla. Málaga

"Es emocionante. Tengo ganas de llegar a casa para contarlo y compartirlo".

José. Valencia

"Mi segunda visita a Anantapur ha enriquecido mi parte humana. La flexibilidad de adaptarme a un modo de vida diferente, la increíble sorpresa de la felicidad impagable que me da. Viviendo días repletos de sorpresas, agradecimiento y mucho amor".

Pili Ramos.Tenerife

"La AUM es vivir un sueño que te hace estallar el corazón. Cada etapa es especial, desde conocer la historia del corredor indio (Madú) con el que compartes ruta, hasta el silencio de las etapas nocturnas, pasando por el cálido recibimiento de las gentes de las aldeas".

Kika Aguiló Vallespir. Mallorca

"La III AUM me ha permitido descubrir con intensidad como a través del deporte solidario puedo ayudar a miles de personas, a la vez que me ha permitido encontrar a muchas personas de buen corazón. Estoy enganchado a esta iniciativa".

Ángel Montiel. León

"Es la mejor carrera q he hecho y q haré en mi vida. Recibí tanta calidad humana... Como experiencia personal no hay nada que me haya llenado tanto. Doy las gracias a la providencia, y a Juan, por haber creado está iniciativa y haberme convertido en un testigo directo".

Marta Diez. León

"Ha sido la mejor experiencia de mi vida, porque he visto el maravilloso trabajo de la Fundación Vicente Ferrer, he podido ayudarles a mejorar la calidad de vida de muchas personas y he recibido una acogida increíble en cada rincón de Anantapur. Un viaje muy emocionante e inolvidable".

Joaquín Albert. Jumilla (Murcia)