24
01
2018

76 corredores y corredoras han completado la tercera AUM

La tercera edición de la Anantapur Ultramaratón (AUM) comenzó ayer, 23 de enero, a las 12h30 de la mañana (las 17h en Anantapur) y ha terminado esta mañana con la llegada escalonada de los grupos. Un total de 76 corredores y corredoras, españoles/as e indios/as, atravesaron la línea de salida en la aldea de Yerragunta, destinataria de los fondos que se han recogido en esta inciativa deportiva. Durante los 170 kilómetros recorridos por relevos, los participantes disfrutaron de múltiples actividades, amenizadas con música, y comida energética para completar el reto, en los puntos de transición.

Tras muchas horas de esfuerzo, al llegar a la meta, en el mausoleo de Vicente Ferrer (ubicado en el Hospital de Bathalapalli) la satisfacción se dibujaba en el rostro de partipantes y colaboradores que, un año más, han hecho posible esta carerra solidaria.

Para Hari, estudiante de la RDT y originario de la comarca de Kayandurg, la AUM ha sido una experiencia única e inolvidable. Dice sentirse plenamente feliz y a pesar de los 20 kilómetros recorridos en esta edición, quiere correr más para “ayudar a los niños y niñas huérfanos/as y pobres”. Ve en la ultramaratón una oportunidad única para fomentar la unidad mediante el deporte.

Por su lado, la joven Madava, con tan solo 18 años, ha corrido hasta ahora 12 kilómetros pues entrena cada día en su aldea, Tadipatri. “Me siento feliz de correr. Gracias a esta ultramaratón, muchos jóvenes y niños/as podrán tener una vida mejor. Doy las gracias a todos por esta oportunidad”, afirmó la joven corredora. Además, explicó que con perseverancia alcanzará los 40 kilómetros y mostraba su gratitud con los corredores españoles/as por compartir con todos ellos esta experiencia.

Las sensaciones, impresiones y emociones entre todos los corredores y corredoras indios/as son compartidas. Swaroopa, Lakshmi, Devika y Sandya -entre otros- expresaron de mutuo acuerdo y en representación del resto que “la ultramaratón es una alegría para todos. Nos divertimos haciendo la carrera en común. Esto lo hacemos para ayudar a personas en situación de extrema pobreza. Haciendo esto podemos mejorar sus vidas. En esta carrera, todos los chicos y chicas son iguales. Gracias a todos los españoles/as por darnos esta oportunidad de participar”.

 

 

 

FACEBOOK
>
Vivencias

"Hemos podido expresar nuestra pasión por el deporte con el poder de la acción solidaria".

Tere Linares. Tenerife

"Inolvidable. Una experiencia para vivir, resulta imposible describirla con palabras".

José Antonio López Cazorla. Málaga

"Es emocionante. Tengo ganas de llegar a casa para contarlo y compartirlo".

José. Valencia

"Mi segunda visita a Anantapur ha enriquecido mi parte humana. La flexibilidad de adaptarme a un modo de vida diferente, la increíble sorpresa de la felicidad impagable que me da. Viviendo días repletos de sorpresas, agradecimiento y mucho amor".

Pili Ramos.Tenerife

"La AUM es vivir un sueño que te hace estallar el corazón. Cada etapa es especial, desde conocer la historia del corredor indio (Madú) con el que compartes ruta, hasta el silencio de las etapas nocturnas, pasando por el cálido recibimiento de las gentes de las aldeas".

Kika Aguiló Vallespir. Mallorca

"La III AUM me ha permitido descubrir con intensidad como a través del deporte solidario puedo ayudar a miles de personas, a la vez que me ha permitido encontrar a muchas personas de buen corazón. Estoy enganchado a esta iniciativa".

Ángel Montiel. León

"Es la mejor carrera q he hecho y q haré en mi vida. Recibí tanta calidad humana... Como experiencia personal no hay nada que me haya llenado tanto. Doy las gracias a la providencia, y a Juan, por haber creado está iniciativa y haberme convertido en un testigo directo".

Marta Diez. León

"Ha sido la mejor experiencia de mi vida, porque he visto el maravilloso trabajo de la Fundación Vicente Ferrer, he podido ayudarles a mejorar la calidad de vida de muchas personas y he recibido una acogida increíble en cada rincón de Anantapur. Un viaje muy emocionante e inolvidable".

Joaquín Albert. Jumilla (Murcia)